lunes, febrero 16, 2009

Amistad es compartir


Un par de copas de whisky,

risas que se comparten,

lágrimas que secarnos mutuamente,

un momento que se cuenta y se hace inolvidable,

un duelo en el que somos la compañía necesaria,

miradas cómplices,

un camino que está hecho para ser andado,

algún adiós que nunca se espera

y llorar, y llorar, y llorar.

Y el final no es sino el inicio cuando todo se termina y nada empieza.

3 comentarios:

Pera dijo...

y el final empezó forzado

Anónimo dijo...

Llegué a tu blog buscando algo, algún fragmento de los árboles mueren de pie. Hoy necesitaba leerlo, necesitaba el aliento que te da esa obra tan genial, pero no la tengo.
Soy de buenos aires, me parece genial el trabajo que haces con este blog; es maravilloso.
Te recomiendo una novela, corta, que seguramente la habrás leído, y hasta tal vez hayas escrito algo acerca de ella en el blog que todavía no pude recorrer entero; si no la leíste, no te la pierdas.

Los ojos del perro siberiano - Antonio Santa Ana.


diamantes.de.plastico-@hotmail.com

-daniel dijo...

Hola, Anónimo, muchísimas gracias por tu comentario... Realmente este proyecto busca crear un espacio para todos los que hemos sentido alguna vez esa urgencia de nutrirnos de palabras que nos cambiaron o nos cambian la vida. Ojalá encuentres aquí un lugar para envolverte de eso, sugerir, recibir sugerencias...
Espero que hayas encontrado alguna edición no demasiado cara de ese libro fantástico que es 'Los árboles mueren de pie', definitivamente un pilar al que aferrarse en los tiempos de tormenta.
Sobre Los ojos del perro siberiano, te paso el link de una reseña que le hice en un blog de literatura infantil-juvenil:

http://agaliletras.blogspot.com/2008/05/los-ojos-del-perro-siberiano-antonio.html

¡Salud contigo!