martes, diciembre 08, 2009

Sobre el sueño

Debo recordar hacer un ensayo sobre la edición y el sueño. Por lo pronto debo haber encontrado un buen número de profesiones que requieren de las madrugadas para completar su trabajo. Sin embargo, pasa algo interesante con la edición: leer y corregir es casi imposible cuando el sueño empieza a ganarle a uno la partida.

Declaro aquí y ahora que trabajar con las palabras es un estado de semi-consciencia, pero descifrarlas y reorganizarlas uno de absoluta locura privativa de la libertad que supone echarse en la cama, cerrar los ojos y abrazarse a las notas de la canción que nos arrulla.

3 comentarios:

barb dijo...

acompañar al pobre editor también es jodido, eh.
abrazo :)

Fenrir dijo...

...sobre todo cuando sale el sol y uno quiere estar frente a la playa tomando una chela.

Garen dijo...

no trabajes tanto!!! tomate tus tiempos de relax y sobre todo duerme!!! besitos